sábado, 11 de septiembre de 2010

Poesia - Carta de amor que nunca llego a su destino

He estado pensando en ti de una manera especial
No sé como decirte tantas cosas pero lo pienso hacer
De momento tan solo quiero solicitarte algo
Talvez te niegues... quizás aceptes... en realidad no lo sé

De ti quiero una pequeña fotografía
No importa si es reciente o si es antigua
Tampoco me preocupa si es en blanco y negro
O a color... diminuta o gigante.

Puede ser alguna donde montes en bicicleta
Así cada vez que la mire te podría imaginar
Surcando veloz las fronteras de las nubes
Y escucharía tu canto entre las aves del firmamento.

Podría ser una dónde camines distraída por el bosque
Te vería coqueteando con los árboles sumisos de tu belleza
Extasiados de tu presencia y de tu olor
Se contagiarían las florecillas silvestres y las aguas

De los riachuelos te insinuarían un momento
En sus entrañas para tocarte etérea y lascivamente
Y deslizarse por los poros ardientes de tu piel
Escrutando la paz y la calma de tu fuego interior.

En las paredes de mi estudio he de colgar tu fotografía
De esta manera no pasaría un solo día
Sin que mis ojos se llenen de tu ausencia
Y lamenten tanto la intangibilidad del presente.

Esto me obligaría a buscarte más a menudo
Y cuando me encuentre de nuevo frente a ti
Intentaría atraparte cada instante con mis versos
Para capturar tu hechizo y vibrar con tu pasión.

Te prometo colocarla con vista directa a mi cama
Y entonces cada mañana al despertar
Podría imaginarte tan cerca de mí
Que suspiraría de rabia por tan ingente mentira.

Si fuese alguna donde camines por la playa
Estaría siempre celoso de las tibias aguas
Y de las espumas de las olas que acarician
Tus pies desnudos causándote cosquillas de placer.

Si por el contrario me das alguna con otra persona
Sé que lo haces por mortificar mi alma inquieta
Porque sabes cuan sensible y frágil es la pobre
Ante la impotencia de poder decirte esto con sonidos

Así colocarías mi indecisión en punto crítico
Pues me obligarías a replantearme mi estrategia
Y duplicarías mi esfuerzo por conseguirte
Ya que tendría que acudir con más frecuencia

A mis versos y a mis sueños de amante en ciernes
Para buscar con denuedo en el baúl de la inspiración
Las palabras que te gusten y te hagan sonreír
Y se incrusten en el fondo de tu sentimiento más puro

Entonces sabré que somos uno y otro, tú y yo tan solo,
Enlazados en la libertad del viento que nos lleva
Al amor y sus senderos cubiertos de fuego y de pasión
Y he de alimentarme de la miel de tus labios y de tu olor.

Todo sucedería si me das la fotografía
Que con versos te solicito poéticamente
Y si tuviese que pedírtela con música
Mi guitarra trabajará horas extras...

Dibujan tantas fantasías tus labios
Y expresan tanta belleza tus ojos
Que me resulta quimérico encontrar
La gran verdad que se esconde dentro de todo.

Porque aún siento la necesidad de conocerte
Y dialogar contigo durante horas y siglos
Y ocuparíamos tanta eternidad para mirarnos
Que absorberíamos el universo entero...

Oscar Artavia Sánchez
Barva- 21 y 22 de Octubre 2000









0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

MIS BLOGS FAVORITOS