lunes, 13 de septiembre de 2010

Suite Nocturna Poem 22

Poema XXII
Cabellos como tierra arada,
bruñida del sol; sinuosos;
grávidos de olas y olas
ulular de pàjaros...así es tu pelo.

Se desliza mi mano por tu cabello,
y siento la seda en mi piel.
Se agita la noche en tu pelo,
es bella y florece una luna nueva.

Tu pelo es el corazón
tibio del amanecer.
Es la sonrisa abstracta
que deja la luna al partir.

Quisiera correr por los
recodos de tu cuerpo al amanecer,
para que tiernamente impregnes
en mi la poesía exquisita de tu ser.

Torrente de torrentes que despuntan
al día diáfano, etéreo, onírico,
así es tu pelo, bruñido del sol,
palpita entre mis dedos
mojándome sus efluvios de miel.

Te amo hacia la sima de tu ser,
hasta lo más recóndito de tu alma,
porque eres tú, el tesoro guardado
en la arcadia de la noche de los tiempos.


18 y 22 de noviembre, 1997

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

MIS BLOGS FAVORITOS